Open/Close Menu Un buen asesoramiento jurídico genera buenos resultados

Están acusados cinco médicos, dos abogados y dos delegados gremiales de un hospital. Se expedían certificados médicos para iniciar juicios y otros para negociar con las aseguradoras.
El fiscal de investigación de la Justicia provincial Enrique Gavier pidió a la Cámara del Crimen enjuiciar a otras nueve personas por 142 hechos de fraude vía la simulación de discapacidades por enfermedades y accidentes laborales más el delito de asociación ilícita.
Los acusados son los abogados Marcelo Fernando Chiarini y Oscar Alejandro Chiarini; los médicos Daniel Eduardo Nates, José Eduardo Pacho, Hugo Mario Parente, David Javier Salvi y Oscar Alberto Visconti; y los empleados hospitalarios y delegados sindicales Mónica Rosana Oliva y Carlos Raúl Toranzo.
El fiscal los acusa de haber formado una banda que, entre 2008 y 2010, delinquió en perjuicio del Poder Judicial, de cuatro aseguradoras de riesgos del trabajo (ART) y del sistema de prevención laboral. Los dos abogados eran asesores de Atsa (el gremio de la salud). El fiscal sostiene que la banda reclutaba clientes entre empleados de los hospitales Italiano y Emilio Vidal Abal, y de empresas sanitarias como Corbiet, El Pórtico y Lace. Se expedían certificados médicos con enfermedades inexistentes, con los que se iniciaban las demandas. Después, les proponían a las ART cobrar menos de lo demandado a cambio de no continuar el juicio.
Luego, los médicos daban un segundo certificado con un porcentaje de discapacidad muy inferior para justificar ante el juzgado de conciliación el acuerdo al que se arribaba. Los abogados acompañaban a los clientes a cobrar sus indemnizaciones y sus propios honorarios (20 por ciento de la indemnización) y, en general, otra porción acordada con los clientes (otro 20 por ciento). Los médicos recibían, en general, el ocho por ciento, dice el fiscal en su pedido a la Cámara. A modo de ejemplo, en 2008 un juicio fraguado dio lugar a una demanda por 35 mil pesos, por la que luego se cobraron ocho mil. En 2008, los ocho mil pesos representaban unos 2.700 dólares

CategoríaSin categorizar

© 2018 Bendersky & Asociados Abogados | Todos los derechos reservados | Desarrollado por edrweb